FEDERICO SANTA MARÍA CARRERA

La herencia que dejan los hombres se mide por la grandeza de sus obras y por el espíritu que mueve su quehacer.